Tal y como hemos contado en otras ocasiones en Por qué sube la luz hay muchas razones que afectan al precio de la luz dado que depende de muchos factores.

A menudo, hemos hablado de los factores meteorológicos, que haga aire y haya una mayor producción eólica, que llueva mucho y las hidroeléctricas produzcan más. Pero el precio de las materias primas es fundamental para componer el precio mayorista de la electricidad.

No en vano, la pasada subida del precio mayorista de la electricidad tuvo en parte que ver con la subida del precio de los derechos de emisión de CO2. Y es estos afectaron al precio final que pagaban las comercializadoras y, por lo tanto, los consumidores.

Pero, en esta ocasión, es el petróleo el que ha comenzado a subir.

¿Qué ha provocado la subida del precio del petróleo?

 

El sábado 14 de septiembre se supo que dos refinerías de Arabia Saudí, una de ellas la más grande del mundo, habían sido atacadas con drones. Esto ha provocado un verdadero cataclismo económico y comercial en todo el mundo que ha tenido reflejo en distintos ámbitos.

Por un lado, en las bolsas bajaron nada más conocerse la noticia y, por otro, en los mercados de futuros debido a la pérdida de una parte importante de la producción. Esto provocó subidas en el precio del crudo hasta de un 10%. Con precios de 68 dólares por barril y es que habían atacado el corazón del negocio del segundo mayor productor de crudo del planeta.

Arabia Saudí proporciona el 10% del petróleo mundial y la planta que atacaron supone casi el 6% del consumo global. En el caso de España, Arabia Saudí es el tercer exportador de petróleo para el mercado energético español.

¿Cómo puede afectar LA subida DEL precio del petróleo al precio de la luz?

 

En el mercado de la energía, en ocasiones, existen contratos mayoristas bilaterales de gas entre productores y comercializadoras a largo plazo. Estos contratos se establecen en función del precio del petróleo, al tratarse el gas de un combustible sustituto de este último. Por lo que si sube el petróleo sube el precio futuro de estos contratos.

Y esta es la clave que desencadena todo. Como estos contratos suben, lo hace el precio de los mercados internacionales de gas.

Si esto ocurre, se incrementa el precio de las ofertas de generación de los ciclos combinados. Y es que usan el precio de estos mercados, como referencia para conocer el coste del gas que queman, que es su materia prima, para generar electricidad.

Y los ciclos combinados son, muchas veces, los que establecen el precio del pool eléctrico, que tal y como os explicamos en otro artículo, es un mercado marginal.

Por lo que habrá que estar pendiente del pool para saber en qué momento el precio mayorista de la electricidad sube y termina reflejándose en las facturas de la luz de los consumidores.