Recientemente, hemos podido observar cómo muchos medios de comunicación se hacían eco de cómo el Gobierno delegaba nuevas competencias a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Dichas competencias interfieren en el sector energético e impactan de manera directa en la factura y en los precios tanto de la luz como del gas. Por esta razón queremos explicar de manera detallada que competencias ejerce la CNMC y como nos afectará en la factura de la luz.

¿Qué es la CNMC?

La CNMC es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que promueve y defiende el buen funcionamiento de todos los mercados, en interés de los consumidores y de las empresas. Entró en funcionamiento en el 2013 y es un organismo público que es independiente al Gobierno y está sometido al control parlamentario.

¿Cuáles son sus competencias?

Se encarga de aplicar e interpretar las distintas normas que rigen los mercados con especial énfasis en la defensa de la competencia, supervisando y controlando los sectores económicos y resolviendo los conflictos que puedan surgir entre operadores. Además, realiza análisis y valoraciones de la normativa, tanto de la española, como de la europea.

En materia de energía defienden la competencia efectiva, la objetividad y la transparencia en el funcionamiento de los sistemas energéticos, en beneficio de los consumidores y agentes que operan en estos sectores.

Por exigencia de Directivas Europeas, hace unos meses, concretamente en enero 2019, el Consejo de Ministros publicó el Real Decreto Ley 1/2019 en el que la CNMC recuperaba competencias que había perdido en materia de Electricidad y Gas natural.

Bruselas amenazaba al Gobierno con sanciones alegando que los reguladores de mercados interiores de gas y electricidad debían ser independientes.

La CNMC estrena sus competencias sometiendo a consulta pública en estos últimos meses catorce circulares, las cuales se prevé que entren en vigor a finales de este año.

¿Cómo interfiere la CNMC en los precios?

En las últimas semanas son muchas las noticias que han saltado a los medios en referencia a los recortes de la CNMC a las eléctricas y a las compañías gasistas. ¿Qué significa esto?

La CNMC ha propuesto un recorte del 7% en la retribución de las eléctricas y un 18% en la del gas. Además, también ha planteado una reducción del transporte del 8% en la luz y del 22% en el caso del gas.

Entre las recientes publicaciones de la CNMC, destacan las propuestas de Circular por la que se establecen la metodología para el cálculo de los Peajes de Transporte y Distribución de Electricidad y de Gas. Estas dos propuestas, una para electricidad y otra para gas, afectarán directamente al consumidor.

Ambas circulares, se encuentran en consulta pública hasta finales de septiembre. Se prevé que ambas normas se publiquen definitivamente antes de final de año y entren en vigor el 1 de enero de 2020.

¿Cómo va a repercutir en el recibo de la luz?

Las variaciones en la factura de los consumidores dependerán por un lado, de la respuesta a la señal de precios de peajes. Si los consumidores adaptan su consumo a la nueva estructura de precios en cada periodo, podrán ver reducciones en sus facturas.

Por otro lado, queda pendiente que el Gobierno establezca una metodología para el cálculo de los cargos. Hasta entonces no podremos ver una repercusión real de cómo afectan los peajes en la factura de la luz.

Actualmente en la factura del cliente solo aparecen los peajes. Con la nueva propuesta este concepto se divide en dos: peajes y cargos.

En cuanto a las novedades de la nueva metodología de peajes eléctricos, indicar que habrá 6 periodos para todas las tarifas salvo para el término de potencia en 2.0 (por debajo de 15 kW contratados), en la que se establecen 2 periodos para la potencia contratada. Otra novedad es que Desaparecen las tarifas 2.1 y 3.1

La CNMC prevé que los peajes de los consumidores de electricidad se reduzcan un 6% de media (comparando los ejercicios 2019-2020), a excepción de las 2.0 DHA, 2.0 DHS y 2.1A donde, debido a su composición actual, se verán ligeramente perjudicadas.

En cuanto a la metodología de Gas Natural, la CNMC prevé que los peajes bajen entre un 26 % y un 6,7 % durante 2021-2026.

No obstante, el Gobierno debe establecer la metodología de cálculo de los peajes de acceso a los almacenamientos subterráneos, así como la metodología de cálculo de los cargos por los costes no asociados al uso de las instalaciones, para poder analizar el impacto real en la factura del consumidor.